martes, 10 de mayo de 2016

Baby Health

Dear Families:

Este mes tenemos en Baby Health...                      PICADURAS
 Las picaduras de insectos, en general suelen ocasionar problemas poco importantes y localizados, aunque pueden ser molestos. En algunas ocasiones pueden revestir mayor gravedad, en personas sensibilizadas previamente ante avispas, abejas o abejorros (excepcionalmente en niños) o raramente transmitir enfermedades (malaria o paludismo, infecciones relacionadas con garrapatas, etc.).
 

Las picaduras más frecuentes son las causadas por los mosquitos, siendo algunos tipos como los mosquitos tigre, en nuestro medio, una auténtica pesadilla durante el verano, siendo más frecuentes al amanecer y al atardecer. 
Tratamiento de las picaduras de insecto
  • Lavado de la piel con agua y jabón. Si se sospecha que un aguijón o pelos de las orugas han quedado incrustados en la piel, deben extraerse. Si no lo ve fácil, acuda a un centro sanitario. Tras una picadura de garrapata, se ha de extraer la garrapata íntegra, mediante la aplicación local de éter, alcohol, aceite o parafina.
  • Hay que evitar siempre el rascado de la zona y si las picaduras son múltiples o hay mucho picor, se pueden aplicar compresas frías, loción de calamina y/o tomar antihistamínicos por vía oral. Hay que recordar que los antihistamínicos son medicamentos y, por tanto, necesitan receta médica. No se deben combinar con alcohol ya que podrían disminuir los reflejos a la hora de conducir, incluso los que no producen sueño o no son sedantes.
  • Pero atención, no se deben utilizar antihistamínicos en crema, pues pueden provocar sensibilizaciones con frecuencia.
  • A veces las picaduras pueden sobre infectarse y en algunos casos complicarse con celulitis, un término médico que se refiere a las infecciones profundas de la piel que no tiene nada que ver con el término celulitis que se utiliza habitualmente. Cualquier sospecha de celulitis infecciosa (piel muy enrojecida caliente e hinchada alrededor de una lesión cutánea) debe ser valorada de forma urgente y tratada con antibióticos.
  • Las personas con constitución atópica son, en general, más propensos a reacciones intensas, siendo el tratamiento más correcto los corticoides en crema, que deberían formar parte de su botiquín básico para el verano. 
  • En cuanto a los atópicos, es frecuente que las picaduras produzcan un cuadro llamado prurigo o urticaria papulosa en el que hay muchas lesiones que pican pero no todas son picaduras, sino que se trata de una reacción alérgica o de hipersensibilidad. La arañas de nuestro entorno no suelen ser peligrosas, causando lesiones localizadas, que requieren a lo sumo, algún analgésico.

Prevención de las picaduras de mosquito
  • Es especialmente importante en zonas tropicales, donde existe malaria o paludismo, ya que los mosquitos son los vectores que transmiten las enfermedades.
  • Aplica repelente contra insectos en poca cantidad a la piel expuesta. Un repelente muy efectivo contiene entre 20% a 30% DEET (N,N-diethyl-m-toluamida). DEET en concentraciones altas (más de 30%) puede causar efectos secundarios, particularmente en niños; para ellos hay otros preparados de origen vegetal. Evita productos que contengan más de 30% DEET. Usa aerosoles en espacios abiertos para evitar inhalación. 
  • Ya que los repelentes pueden irritar los ojos y la boca, evita aplicar repelente en las manos de los niños. 
  • Rocía su ropa con repelentes que contengan "permetrina" o "DEET" ya que los mosquitos pueden picar a través de la ropa de tela fina.
  • Usa camisas de manga larga y pantalones largos siempre que te encuentres en exteriores, especialmente al atardecer.
  • Usa mosquiteras en las camas si su habitación no tiene aire acondicionado o mosquiteras en las ventanas. Para protección adicional, rocía el mosquitero con un insecticida que contenga permetrina. 
  • Rocía permetrina o un insecticida similar en su habitación antes de la hora de acostarse.
  • Cuando utilices un insecticida o repelente de insectos, asegúrate de leer y seguir todas las instrucciones del fabricante.
Nota: Las vitaminas B6 y los aparatos de ultrasonidos NO siempre son efectivos para prevenir las picaduras de mosquito.
Picaduras de medusa
La presencia de medusas en nuestras costas se ha convertido en un hecho frecuente, sobre todo en verano. Los temporales de levante las acercan hasta la orilla. Este fenómeno natural no puede ser detenido, ya que no depende de la voluntad del hombre, sino de la temperatura cada vez más cálida de nuestras aguas así como de los cambios en el ecosistema marino que ha hecho decrecer sus depredadores naturales. Las medusas sólo atacan si se las molesta. 
Por norma general, las picaduras de medusas no suelen ser graves, aunque siempre hay excepciones. Son causadas por la inoculación de una sustancia urticante, incluso después de haber muerto la medusa, que causa una lesión por contacto.
Si hay algo que caracteriza a estas lesiones son la molestia y el ardor que presentan. Los síntomas suelen desaparecer espontáneamente en el transcurso de unas horas a no ser que el paciente sea alérgico o tenga algún tipo de enfermedad que los pueda agravar. Estos son:
  • dolor
  • ardor
  • inflamación
  • enrojecimiento de distribución lineal y la posibilidad de aparición de pequeñas ampollas.
  • a veces, sangrado
Cuando una medusa nos ha picado, el dolor y picor es inmediato. ¿Qué debemos hacer?
  • Lo primero que hay que hacer es limpiar la zona afectada por la picadura, pero nunca deberemos usar agua dulce, ya que podrá romper las células urticantes, reactivando la liberación de la sustancia tóxica. Para limpiar la zona: suero fisiológico, vinagre o ácido acético al 5%; el agua salada también podrá ser una solución correcta. 
  • Durante 15 minutos aproximadamente deberemos aplicar frío en la zona afectada, pero no se debe de aplicar el hielo directamente sobre la picadura, sino cubierto con algún paño o toalla limpia. 
  • Si hay algún resto de tentáculo adherido a nuestra piel, debemos retirarlo, pero nunca directamente con las manos. Utilizaremos unas pinzas o guantes.
  • No hay que frotar ni con toallas, ni con arena, ni con nada que pueda lastimar más la piel.
  • También se administrará un antihistamínico, para minimizar el picor y un analgésico para el dolor si es importante. 
  • En mujeres embarazadas, se deberá prestar especial atención a la hora de administrar el antihistamínico. 
  • Si el dolor es muy intenso deberemos consultar con un centro médico. 
  • Por último, si pese a seguir estos consejos el estado del niño empeora progresivamente y se detectan complicaciones respiratorias, convulsiones o alteraciones cardíacas, ha de ser llevado inmediatamente al hospital para que le traten de estas afecciones. Las personas que han sido picadas una vez están ya sensibilizadas, con lo que una segunda picadura puede producir una reacción más severa.
Espero que os sea de utilidad,

Un saludo, =D

No hay comentarios:

Publicar un comentario