lunes, 21 de octubre de 2013

DÍA DE LA ALIMENTACIÓN SANA


El día 16 de octubre celebramos el Día de la Alimentación sana en el centro. 


La alimentación influye de una manera decisiva en el proceso de desarrollo de los niños y niñas. La importancia de una alimentación sana y equilibrada está justificada tanto desde el punto de vista de la salud como desde la prevención de enfermedades. Por ello debemos concienciar a nuestros niños desde pequeños sobre la necesidad de alimentarse correctamente para que este proceso de desarrollo y crecimiento se produzca de manera satisfactoria. 


Las actividades que se realizaron durante este día fueron de diversa índole, donde los niños y niñas disfrutaron de un Desayuno Saludable compuesto de un zumo de naranja natural y pan con tomate, que previamente aportasteis las familias y conocieron diferentes hábitos saludables que hay que mantener para estar sanos y fuertes.




ROSA PREPARÁNDONOS EL PAN CON TOMATE


Aquí os dejamos algunas recomendaciones que os pueden ser de utilidad:

1. No existen alimentos "malos", sino frecuencias de consumo inadecuadas. Adapta las cantidades a la edad y al desarrollo del niño.

2. Frutas y verduras a diario. Ofrece al niño frutas y verduras diariamente, de temporada, que aporten a su organismo vitaminas, minerales y fibra.

3. Tres o cuatro raciones de productos lácteos al día. Sirven para asegurar el calcio que los huesos, en pleno desarrollo, necesitan. Las opciones descremadas aportan la misma cantidad de calcio que las enteras.

4. Utiliza aceite de oliva. Es el más recomendable para cocinar y tomar en crudo.

5. Dos tomas de proteínas al día. Dos tomas moderadas al día de pescado, carne, huevos o jamón son suficientes para aportar al organismo de los niños la cantidad de proteínas que necesitan.
6. Hidratos de carbono integrales. El pan, el arroz, la pasta, las patatas, las legumbres y los cereales aportan los hidratos de carbono complejos que el niño necesita. Si compras productos integrales, le aportarás fibras y aumentará su ingesta de vitaminas y minerales.

7. Una buena hidratación es importante. Para beber, siempre agua. 

8. Alimentación variada. Programa una alimentación que incluya alimentos de todos los grupos, sin abusar de ninguno de ellos. Todos los alimentos son buenos, lo importante es el equilibrio entre ellos.


9. Predica con el ejemplo. Cuida tu alimentación y tu hijo te imitará.  


Un saludo,

No hay comentarios:

Publicar un comentario